Seguir a tu hermano mayor y a sus amigos, cuando tu bicicleta no tiene pedales, pero las suyas sí, no parece que vaya a acabar con éxito.
Seguramente irás demasiado...
lento.
¿Es eso un problema? ¡Para nada! Lo cierto es que, si nos detenemos a mirar aquello que nos rodea, nos podemos sorprender.
Es tan fácil como bajar el ritmo y estar presentes.
Una historia narrada con gran destreza a través de poéticas ilustraciones y cambios de perspectiva.
Un álbum inspirador.

CARACOL

15,38 €Precio
  • JUVENTUD