Cocorina era una gallina muy simpática y cariñosa, pero también algo despistada y torpe. El hecho de ser mamá de tres pollitos no ayudaba demasiado: ¡Cocorina andaba de aquí para allá con mil cosas a la cabeza!

Sus pollitos en más de una ocasión acababan encontrándose en situaciones complicadas debido a algún que otro despiste de su mamá. Las gallinas empezaron a criticar a Cocorina por no ser una buena madre, y, de pronto, el rumor ya había circulado por la ciudad hasta llegar al lugar más remoto del mundo: todos decían que Cocorina no trataba bien a sus hijos.

Si bien no todo iba como a Cocorina le hubiese gustado, ella no dejaba de esforzarse por el bienestar de sus tres queridos hijos. Pero ser una buena mamá no era tarea fácil: más de una vez Cocorina metió la pata, pero ella no se rendía nunca y, pidiendo perdón a sus tres pequeños, los abrazaba y les demostraba que los quería muchísimo.

Y nada importaron los rumores, porque los tres pollitos tenían claro que su mamá era única y que no la cambiarían por nada en el mundo.

 

LA GALLINA COCORINA

14,90 €Precio
  • EDITORIAL Cuento de Luz