Los gusanos existen desde que los dinosaurios poblaban la tierra. Además, no ven porque no tienen ojos y ¡son muy buenos para la naturaleza! En algunas culturas creen que son deliciosos y se los comen, en otras piensan que son desagradables. En definitiva, cuando veas un gusano recuerda ser amable.

EL GUSANO

12,02 €Precio
  • EDITORIAL NUBEOCHO