A Milko le encantaba dormir. Pero había algo que todavía le gustaba más que dormir:

¡comer hojas de eucalipto!

Una mañana se levantó, como siempre, hambriento y, mientras trepaba en busca de las hojas más fresquitas y sabrosas, escuchó un lamento. ¡Alguien necesitaba ayuda!

¿Qué hará Milko? ¿Seguirá su camino o ayudará a quien le necesita, aunque tenga mucha hambre?

MILKO UN HÉROE HAMBRIENTO

9,57 €Precio
  • EDITORIAL CUMIO