Tener las orejas grandes, el pelo rebelde, ser alto o bajo, flaco o gordo... Hasta la característica más nimia puede ser motivo de parodia entre los niños. Es necesario un libro que les demuestre a todos que tales comportamientos son reprobables. Especialmente a los que son señalados por los demás, el mensaje que transmite este relato es que conviertan en positivo aquello que para otros sea motivo de mofa. Porque las características que nos diferencian hay que ponerlas en valor para que nos distingan como seres especiales y únicos. Reconocer -e incluso reivindicar- la diferencia nos hace fuertes, aceptándonos como somos y reforzando nuestra personalidad.

OREJAS DE MARIPOSA

12,50 €Precio
  • EDITORIAL LIBSA